¿Quieres formar parte de la élite de los ahorradores?

Ser un chico o chica ahorradora, con sensatez financiera y sin avidez consumista vuelve a estilarse y mucho, aunque se ha convertido en una proeza reservada para unos pocos elegidos. Es indudable que la actual coyuntura económica nos ha devuelto a los rituales de antaño: buscar las ofertas, apurar tanto…