Cómo realizar correctamente la renegociación de hipotecas



En la situación actual que se encuentran muchas familias y como consecuencia en gran parte de la crisis financiera, son muchas las hipotecas que se han renegociado con el banco en los últimos tiempos. Si en su día se fijaron cuotas mensuales para realizar la devolución del préstamo según la situación que existía en aquel momento, lo más lógico es que en una nueva situación como la que se está viviendo en la actualidad se realizase una renegociación de hipotecas.

Si la renta o ingresos mensuales del hipotecado han sufrido una reducción considerable se tendría que renegociar la hipoteca según los ingresos actuales. Lógicamente rebajar esa cuota que se hace imposible de pagar implicara un aumento del plazo de pago y eso inevitablemente comportará que existan dos años de carencia en el que no se pague absolutamente nada de capital hipotecado sino de únicamente intereses.

La renegociación de hipotecas no sólo implica una reducción o aumento de la cuota mensual de la hipoteca o bien una ampliación de la devolución del préstamo, sino que también se podría (de paso) renegociar una reducción de los intereses. Obviamente esto es muy complicado, puesto que si se pide a la entidad financiera que nos alargue el plazo o rebaje la cuota, lo más lógico es que sea la propia entidad financiera la que aumente dichos intereses. No obstante, se podría realizar una reunificación de deudas (en caso de tener más deudas), tal y como comentamos en un artículo anterior, y aprovechar para reducir al máximo los intereses de todos los créditos o préstamos solicitados.

No hay que tomar decisiones precipitadas, se trata de estudiar muy bien las propuestas y hacer muchos números para solventar la situación. Las renegociaciones de hipotecas suelen interesar a las entidades financieras, puesto que como ya hemos comentado normalmente sacan tajada de ello aumentando los intereses, pero a la persona hipotecada también le beneficia el poder tener una situación más cómoda para hacer frente al pago, lo que aliviará enormemente el día a día.

El principal consejo que damos en estos casos de renegociación de hipotecas es estudiar bien la propuesta/s que nos pudiera ofrecer la entidad bancaria, dicha negociación implicará también que nosotros mismos podamos proponer algo y a partir de ahí iniciar una negociación que al final pueda satisfacer a ambas partes. Ese tiene que ser siempre el objetivo final de cualquier renegociación de hipotecas.


Publicado por el 06 sep, 2013 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados