Pequeños creditos express o super rápidos



Wonga resuelve por internet y en un espacio corto de tiempo las pequeñas necesidades de dinero de los consumidores.

La poca disposición de bancos y cajas al préstamo urgente en estos momentos de contracción ha hecho que el mercado financiero afloren otras vías de encontrar liquidez, sobre todo para el pequeño demandante ocasional. Es en este segmento de la demanda financiera que se zambulle Wonga, empresa establecida en Castelldefels (Barcelona) que quiere ayudar a hacer frente a las pequeñas necesidades de liquidez que de vez en cuando tiene el consumidor.

 

 

 

El concepto sobre el que se basa el modelo de negocio ha sido importado del Reino Unido. “El origen de lo que estamos haciendo se encuentra en lo que hace la británica Wong, es decir, ofrecer en línea minicréditos, que se hacen efectivos en menos de veinticuatro horas, tras un trámite muy sencillo”, explica el director general de la empresa, Daniel Alonso, que la fundó con tres socios más. Como añade, este tipo de crédito “puede responder tanto a un capricho como una necesidad”. En la primera solicitud se pueden llegar a pedir hasta 200 euros ya partir de la segunda, hasta 300 euros. Ahora las peticiones se hacen en línea, pero pronto se podrán pedir préstamos rápidos por SMS, y de hecho Daniel Alonso piensa que el futuro del negocio está en los móviles. Todo dependiendo del plazo de devolución del préstamo, el cliente pagará un interés más alto o más bajo: si pide 100 euros y los devuelve en un día, pagará 1,67 euros de interés, si tarda una semana, 11,67 euros, y si tarda 20 días, 33,33 euros. Cabe decir que en el Reino Unido, donde el minicrédito es un verdadero “monstruo”, como señala Daniel Alonso, y en países del norte de Europa y Escandinavia, mercados financieros de mucha más madurez que el nuestro, estas prácticas ya hace años que forman parte de las costumbres del usuario de finanzas. En España, en cambio, “es un instrumento que se utiliza para llegar a fin de mes”.

La empresa comenzó a operar el último trimestre de 2010, ya mediados de año 2011 ya había prestado 200.000 euros en total, a unos 300 demandantes. Wonga cuenta cerrar este 2011 con la concesión de 1 millón de euros en mini préstamos rápidos, unas 50.000 solicitudes, lo que le permitiría consolidarse en el mercado español y poder emprender más adelante la experiencia de la internacionalización. Lo que ya se denomina en el mercado “préstamos rápidos sin nómina ni aval” tiene una horquilla que va desde los 50 euros hasta los 800 euros.

En este tiempo, en que se ha trabajado con unos incrementos mensuales de solicitudes del 100 por ciento, los perfiles que se han ido imponiendo son los “de un cliente puntual, por un lado, que quiere un adelanto de la nómina, y otros que recurren a ellos para tener una ayuda que les permita soportar la vuelta al colegio de sus criaturas o arreglar la lavadora, por poner dos ejemplos “.

El negocio comenzó con una dotación de 100.000 euros y, ahora, Wonga tiene previsto poner en marcha a finales de año una rueda de financiación que le debería aportar un millón de euros, lo que le permitiría aumentar su fondo. Es claro que en una actividad financiera de este tipo hay riesgos que hay que advertir y prevenir, no en vano estamos en un tiempo en que la morosidad bancaria en muchos casos supera el 7 por ciento. En este segmento del minicrèdit expreso, la mora se sitúa en la horquilla del 10 y el 15 por ciento, y la intención de la empresa es hacerla bajar hasta las ratios que se dan a la banca convencional. En este sentido, la crisis que actualmente padecemos, “si bien puede hacer aumentar la demanda, dado que la falta de liquidez que sufren hace que los bancos concedan menos préstamos urgentes, también es cierto que el retorno del préstamo es más incierto”. Para poder luchar contra la morosidad, Wonga ha establecido unas prórrogas de vencimiento y también vencimientos anticipados, con los que se premia el cliente. Estas facilidades, además de ser una buena arma para luchar contra la morosidad, ha servido para diferenciar Wonga de su competencia, que actualmente ya empieza a ser importante, con varios webs operativos.

Es por ello que una condición sine qua non para poder ser cliente de Crédito Pocket es no estar adscrito a ningún registro de morosos. “En nuestro cliente no le pedimos ni un aval ni una nómina, sólo una cuenta corriente, y comprobamos que no esté en ninguna lista de morosos.” Estas condiciones van acompañadas por la máxima discreción del proveedor de crédito: “No preguntamos para qué necesita el dinero ni pedimos explicaciones: somos muy respetuosos y discretos con el cliente “, asegura Alonso.


Publicado por el 22 sep, 2013 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados