Creditos rapidos, la letra pequeña



Son préstamos que ofrecen dinero rápido, fáciles de conseguir y con cómodos plazos de devolución, pero hay que tener en cuenta la grandes riesgos que esconden.

En el anuncio de la tele aparece un hombre o una mujer agobiado por las deudas, ya que no llega a fin de mes. Un atractivo y sugerente eslogan, que dice una cosa así como: Creditos rapidos de hasta 6.000 euros en 48 horas, sin ninguna explicación y en pocos pasos. Tan sólo debe descolgar el teléfono para que los problemas de dinero desaparezcan al instante. Así se presentan los nombrados créditos rápidos.

Este tipo de créditos son préstamos que ofrecen importes bajos, son fáciles de conseguir y la amortización es cómoda, ya que se puede alargar hasta los cinco años. Pero no es oro todo lo que reluce, y estos créditos salen caros. Aunque no tienen ninguna comisión de apertura, los intereses pueden llegar a superar el 20% TAE (tasa anual equivalente), una tasa que suele estar encubierta para el cliente a través de la información de los intereses mensuales.

Los créditos rápidos

Sobre el papel, su funcionamiento es un proceso sencillo y muy rápido. Los únicos requisitos que se exigen al interesado son que disponga de un documento nacional de identidad vigente y de una nómina. Los trámites se pueden hacer por vía telefónica o a través de Internet. Después de hacer la solicitud, la compañía financiera envía al solicitante varios formularios para que los llene y remita de nuevo a la empresa. Con toda la información se confrontará la situación personal del solicitante, y si es positiva se efectúa el ingreso.

Para los clientes, la gran ventaja de los creditos rapidos es que no se pregunta por la finalidad del dinero que se presta y el hecho de que se garantiza la total confidencialidad. Sin olvidar el gancho de los cómodos plazos de devolución.

Lo que esconden los creditos rapidos

A pesar de eso, los plazos que se publicitan no se corresponden con la realidad. Así, el cliente no dispondrá del dinero solicitado a las 48 horas desde la primera llamada. Este plazo se hará efectivo a partir que el crédito es aceptado por la empresa financiera.

Otro punto a tener en cuenta son los intereses. Por la facilidad en la concesión y la posibilidad de devolución a largo plazo, las compañías crediticias suelen cargar el préstamo de dinero con unos intereses muy superiores a los que pueden ofrecer los bancos o cajas de ahorros. Así, si un crédito al consumo en nuestro banco de toda la vida puede tener un TAE cerca del 9%, los establecimientos financieros de crédito prestan a TAE por encima del 20%.

Por todo eso, y no los ofrecen las entidades bancarias habituales. Más bien se trata de créditos al consumo, fáciles e inmediatos, que aparecen representados por entidades financieras con reglas muy semejantes a las de las cajas y los bancos. La diferencia es que su actividad es circunscrita exclusivamente al crédito y no pueden captar depósitos de clientes.

Recomendaciones de interés

Desde las organizaciones de consumidores y usuarios nos aconsejan que la vía de los créditos rápidos sea nuestra última opción y sólo en caso de estricta necesidad.

Si llega el caso y no hay ninguna otra solución, antes de pedir un crédito de esta clase es primordial diferenciar entre entidades financieras especializadas en creditos rapidos de importe bajo y prestadores que operan al margen de la supervisión del Banco de España. Los tipo de interés son elevados en el caso de las primeras, pero abusivos de verdad en el caso de los segundos.

También es recomendable comparar entre las diferentes ofertas, ya que hay préstamos a intereses muy distintos. Además, no hay que olvidar que, generalmente, no es posible dar marcha atrás una vez concedido el crédito, por tanto es conveniente pensárselo dos veces antes de firmar un crédito rápido.


Publicado por el 26 ene, 2014 | 2 Comentarios



2 comentarios

  1. jeronimo maeso de la torre dice:

    soy funcionario del estado y necesito 6000E para el dia 29 de septiembre pues tengo un gran problema de dinero solo puedo responder con mi nimina gracias

  2. nazaret dice:

    Hola buenas tardes,
    soy un chico de 23 años. he trabajado 3 años en el ejercito pero este mes me he quedado parado y necesito mil euros para quitar unas cosas de en medio. soy una persona seria y responsable. además, a partir de este mes no tendre problemas para pagarlo y mi pareja tambien empieza a trabajar pronto.
    gracias

Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados