Cómo llevar un control en tus finanzas personales



No todo es ahorrar en gastos grandes o en buscar la alternativa más barata para sentirnos como verdaderos ahorradores. Hechos diarios son los que marcan un antes y un después a la hora de llegar a fin de mes con unos euros de más. Tener constancia de ello se llama tener un control de nuestras finanzas personales.

Para llevar a término dicho control, no hace falta que seas un gurú financiero o que tengas conocimientos de teorías económicas. Es mucho más sencillo que todo esto y que realmente es lo que marca de la diferencia de no hacerlo.

 

 

 

Echa mano de un bloc de notas

Lo principal que debes hacer es hacerte con un blog de notas (si eres clásico) o con un Excel para ir anotando a lo largo del mes nuestros gastos domésticos, personales. Además, es imprescindible que lo hagas de la forma más organizada posible, incluyendo las formas de pago en que se han realizado los gastos en cuestión. Es decir, para poder evaluar y optimizar tu dinero, deberás comportarte de forma normal durante uno o dos meses para detectar las imprudencias financieras que estás realizando y que están haciendo que no consigas ahorrar ni un euro.

control finanzas

Por ello, toda acción que requiera de un gasto, por ínfimo que sea, deberás anotarlo en tu bloc de notas o en tu Excel.

Productos bancarios que pueden ayudarnos en el ahorro.

En el mercado financiero existen un par de productos que pueden ayudarnos a ahorrar, estos son los depósitos bancarios y las cuentas bancarias. Si no tenemos colchón económico pero podemos ir ahorrando poco a poco lo ideal meter el dinero ahorrado en alguna cuenta remunerada, además si abrimos una cuenta nómina también nos irá dando algo de interés que aunque mínimo, algo es. El otro producto que puede echarnos una mano son los depósitos bancarios. Es verdad que en estos momentos el interés de estos productos es muy bajo pero menos es poco.

Así que si tenemos algún dinerillo ahorrado y no sabes que hacer puedes contratar un depósito bancario y por lo menos que vaya dando algo. Si estás interesado en alguno de estos productos y no sabes cual elegir puedes recurrir a un comparador bancario, como por ejemplo los préstamos rápidos de Quofin o Bankimia. Este tipo de portales pueden ayudarte en la elección mostrándote un gran abanico de los mejores productos que ofrecen los bancos, con características detalladas.

Y después, ¿qué?

Una vez tengas los datos de uno o dos meses, podrás empezar a trazar patrones cuyo fin será el del ahorro.

Unos de los más comunes es ver que en realidad, cuando hacemos la compra diaria, semanal o mensual (dependiendo de tu costumbre), podemos ver que podríamos estar aprovechando ofertas del tipo 3×2 o 2×1 y que ahora mismo estamos desechando.

Otra de las principales maniobras que solemos detectar es la mala gestión de nuestro dinero líquido y el que tenemos a nuestra disposición con las tarjetas de crédito.

Dependiendo de las condiciones que hayas pactado con tu banco, hacer uso de la tarjeta de crédito debería ser sólo para ocasiones realmente necesarias y no como una forma más de pago. Piensa que lo que estás haciendo es adquirir un producto o servicio hoy, pero endeudarte mañana, con lo que es una de las peores gestiones financieras que pueden haber. Por la teoría de la depreciación del producto y la revaloración del dinero. Sales perdiendo.

Como puedes ver, son conclusiones que podemos sacar echando un vistazo rápido a nuestro bloc de notas en papel o digital. Como decíamos al principio, no hace falta ser economistas para llegar a estas conclusiones.

Recursos que puedes utilizar para el control financiero

Si eres un poco despistado o poco ordenado, tienes a tu disposición apps para tu Smartphone que pueden ayudarte a llevar esta tarea a cabo.

Suelen ser aplicaciones totalmente gratuitas y que gracias a ellas, puedes tener un conjunto de facilidades como notificaciones cada vez que se te cobre algo en tu cuenta bancaria, notificaciones si superas algunos límites que has determinado… En definitiva, pueden realizar la misma tarea que un asesor financiero personal pero sin gastar un euro y facilitándote tu estudio y control de los gastos.

Recuerda que no sólo es necesario que sepas cerrar el grifo cuando te estás lavando los dientes para ahorrar agua y por ende dinero. Sino que actos propios tuyos son los que pueden hacer que cambio de forma circunstancial tu solvencia y liquidez económica a final de mes. Simplemente necesitas ser organizado, disponer de un bolígrafo y un bloc de notas y nuestro consejo es de que te apropies de un Excel donde podrás hacer gráficos de forma más visual para ayudarte a ser más ordenado, organizado y ahorrador.

Summary
Author Rating
1star1star1star1stargray
Aggregate Rating
3 based on 1 votes
Brand Name
Finanzas
Product Name
Articulo finanzas
Price
EUR 100
Product Availability
Available in Stock

Publicado por el 06 feb, 2015 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados