¿Quieres formar parte de la élite de los ahorradores?



Ser un chico o chica ahorradora, con sensatez financiera y sin avidez consumista vuelve a estilarse y mucho, aunque se ha convertido en una proeza reservada para unos pocos elegidos. Es indudable que la actual coyuntura económica nos ha devuelto a los rituales de antaño: buscar las ofertas, apurar tanto el gel de baño como la pasta de dientes, apagar ese sarao de luces y no dejar correr el agua a tutiplén mientras nos duchamos. Ha vuelto el juicio de nuestros ancestros que se educaron y crecieron a la sombra de una Guerra Civil y unas cartillas de racionamiento que no se compadecían de las sonatas de las tripas de los más pequeños. Eso sí, ellos no pudieron echar mano de las aplicaciones que hoy nos brindan su sensatez informatizada para atajar los gastos de nuestro hogar o los famosos préstamos online a los que podemos recurrir cuando nos enfrentamos a un desembolso inesperado como la reparación de un electrodoméstico. No en vano, el 41% de las familias, según cifras avaladas por el Instituto Nacional de Estadística (INE), no tiene capacidad económica para afrontar un imprevisto. Así que te formulamos una pregunta:

¿Quieres formar parte de la élite de los ahorradores?

Desde luego, el ahorro debería primar en nuestra vida no por necesidad, sino porque supone una forma de vida sostenible dado que, no olvidemos, nuestras andanzas se consuman sobre un mundo finito donde la limitación de los recursos nos obliga a moderar nuestro tren de vida.

ahorro crisis

Por desgracia, hay que ahorrar por imperativo de esta crisis y no por convicción. He aquí que la tecnología arrima su hombro para ayudarnos en esta tarea de sumas y restas. Así, el mercado se ha inundado de aplicaciones financieras como Google Finance, PocketMoney, las Cuentas Claras 2, iGasto o Cost. Para acceder a algunas de ellas es necesario desembolsar una cifra que no supera los cinco euros, mientras que otras como las Cuentas Claras 2 nos dilucidan el estado de nuestras finanzas de manera altruista.

Muchas de estas herramientas, además de mantener a raya el gasto, nos dispensan consejos, cual montaña de basura experta en finanzas, para que aprendamos a distinguir entre lo necesario y lo superfluo.

En esta línea, la crisis ha alimentado una nueva literatura, la de los artículos de especialistas en finanzas y medios digitales que nos sueltan la retahíla de recomendaciones para poner coto a nuestro gasto. Desde luego, este tipo de artículos no abundaban hace unos años y han llegado con las primeras granizadas ocasionadas por esta situación económica que, al parecer, empieza a perder brío. De hecho, los índices del PIB ya son positivos, dado que subió una décima en el primer trimestre de 2013 y los comerciantes aseguran que las ventas del período navideño crecieron entre un 5 y un 8%.

En cambio, el ahorro persevera en sus malos números y éste presenta cifras similares a 2007. Ante esta nueva realidad, no sorprende el auge que están experimentado estas aplicaciones y el número de lectores que devora esos artículos intentando rastrear una solución a sus problemas crediticios.

Otro síntoma de que el particular apenas consigue rematar el mes con autonomía financiera se refleja en el repunte de los préstamos online; una nueva especie que hasta el advenimiento de la crisis apenas existía y que ahora campea por Internet ofreciendo un respiro financiero de hasta 500 euros a esas familias que están desarmadas ante un gasto sobrevenido.

Desde luego, cuando el banco menea la cabeza para obsequiarnos con una negativa al demandarle un crédito, estas empresas se han erigido en una suerte de hada madrina, cuyo encantamiento en vez de durar hasta las doce de la medianoche se prolonga treinta días más y nos ayuda a engatusar al príncipe azul de turno: una deuda.

Visto esto, todo son armas para resistir esta guerra económica que nos ha tocado vivir. De modo que hay que armarse hasta los dientes y sobrevivir hasta que el armisticio sea firmado.

Autor: Ana Durá

 


Publicado por el 12 feb, 2014 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados