Tipos de hipoteca más comunes



Aunque en la actualidad y debido a la situación económica existente resulta difícil poder conseguir una hipoteca, si se reúnen las condiciones exigidas por las entidades bancarias podemos disponer de un amplio crédito para nuestras necesidades. Hoy os informaremos sobre los tipos de hipoteca más comunes.

Hipoteca de interés fijo

Estos tipos de hipoteca son uno de los más solicitados por el cliente. Esta hipoteca da la seguridad de que no se está en ningún momento sujeto a los cambios y fluctuaciones que se producen en el mercado interbancario. Es decir, tanto si sube o no el Euribor, nuestro interés siempre será el mismo durante toda la vida del préstamo hipotecario. Este sin duda es su gran avalador, pero por el contrario también tiene el inconveniente de que los tipos de interés son bastante más altos y los plazos mucho más cortos.

Hipoteca de interés variable

Sería exactamente lo contrario a la anterior. Se trata también de una de las hipotecas más demandadas, sobre todo porque ofrecen tipos de interés más atractivos y plazos de pago más amplios. El único inconveniente es que estamos supeditados a los cambios que se producen en el mercado interbancario como puede ser el Euribor. Una subida del Euribor provocará directamente una subida de nuestro tipo de interés que se traducirá por tanto en una subida de la cuota de nuestra hipoteca.

Hipoteca inversa

Dirigido a personas mayores de 65 años, es decir jubilados, o también a personas dependientes. Es un préstamo con garantía inmobiliaria que tiene la particularidad de que el cliente puede mantener la propiedad y seguir haciendo uso del bien inmueble o tener la posibilidad de alquilarlo.

El gran inconveniente de este tipo de hipoteca, es que si el cliente no realiza el pago en vida, la deuda la tendrán que saldar los herederos de la propiedad. Ya que no existen seguros bancarios que quieran asegurar este tipo de hipotecas.

A partir de aquí se abre un gran abanico de tipos de hipoteca, desde la compra-venta, compra-venta 100% del capital (para todos aquellos que no aportan ninguna entrada), hipoteca cambio, hipoteca subrogación (en caso de cambiar de entidad para mejorar condiciones), hipoteca para ampliación de liquidez, etc…

Es importante que si tenemos intención de solicitar una hipoteca nos informemos bien tanto en nuestra entidad y compararla con otras entidades. Puede ser que dependiendo de nuestras necesidades o situación sea más conveniente un tipo u otro de hipoteca.


Publicado por el 15 sep, 2013 | Publicar un comentario



Publicar un comentario

Destacados

Solicita desde 50€ a 10000 euros



Consigue tu Préstamo o Crédito





Compartir






Consigue tu Préstamo o Crédito













Recomendados